Help 
  Forgot Your LLLID? or Create Your LLLID Here
La Leche League International
To Find local support:  Or: Use the Map




¿Cuáles son las ventajas de amamantar a mi niño pequeño?

Los niños pequeños amamantan por los mismos motivos que los bebés lo hacen: al amamantar encuentran nutrición, consuelo,  seguridad, la forma de calmarse. Las madres amamantan a sus niños pequeños por los mismos motivos por los cuales amamantan a sus bebés: reconocen las necesidades de los niños, disfrutan de su cercanía, quieren darles consuelo, y saben cuáles son los beneficios para su salud.  La Academia Americana de Pediatría recomienda actualmente que “el amamantamiento se continúe durante al menos el primer año de vida y más durante todo el tiempo que sea mutualmente deseado por la madre y el niño”. * La Organización Mundial de la Salud y UNICEF recomiendan que los bebés sean amamantados durante al menos dos años.

Amamantar a un niño pequeño ayuda al niño a madurar. Aunque algunos expertos dicen que un niño pequeño que no haya sido destetado tendrá dificultades para ser independiente, normalmente los niños temerosos y enmadrados son los que han sido empujados a las situaciones que los obligan a demasiada independencia demasiado temprano. Un niño pequeño que amamanta satisface sus necesidades de dependencia. La cercanía y la disponibilidad de la madre durante el amamantamiento es una de las mejores maneras de ayudar a los niños pequeños a crecer emocionalmente.

Amamantar también puede ayudar a un niño pequeño a aprender la disciplina. La disciplina es enseñarle al niño lo que es bueno y lo que es malo, no el castigo por el comportamiento normal de un niño pequeño. Para ayudar a un niño pequeño con la disciplina, él necesita sentirse bien consigo mismo y con el mundo que lo rodea. El amamantar contribuye a que el niño se sienta bien consigo mismo, porque sus necesidades básicas son satisfechas.

Así como sucede con los bebés, los niños pequeños obtienen muchos beneficios para su salud en el amamantamiento. La leche materna sigue proveyéndole inmunizantes y vitaminas, y puede proteger a su niño pequeño de las enfermedades y alergias. Si su niño pequeño está enfermo, amamantarlo le dará un alivio. De hecho, un niño pequeño que tiene problemas de estómago tal vez no tolere otra cosa que la leche materna.

Los niños pequeños tienen un mundo inmenso a explorar; amamantar les da a ellos (¡y a sus madres!) un momento tranquilo durante el día.

 

Page last edited .


Bookmark and Share