Help 
  Forgot Your LLLID? or Create Your LLLID Here
La Leche League International
To Find local support:  Or: Use the Map




Preguntas Comunes: El Papel del Padre del Bebé Amamantado

En éste, como en todos nuestros documentos "FAQ"s (preguntas comunes) la información que se presenta ha sido preparada por Líderes de la Liga de La Leche y aborda temas de interés para los padres de niños amamantados. Esta página presenta varios puntos de vista y es posible que no toda la información sea pertinente a su familia. Esta información es de naturaleza general y no tiene como propósito ser consejo médico ni de ninguna otra índole.

Si tiene usted un problema de lactancia serio, hable directamente con una Líder de la Liga de La Leche. Por favor consulte con un profesional de la salud en relación a cualquier problema médico ya que las Líderes de la Liga de La Leche no practican medicina.

La información que proviene de diferentes Líderes se encuentra separada por una línea horizontal.

El Papel del Padre del Bebé Amamantado

Es muy afortunado el bebé que tiene una relación cariñosa y cercana con ambos padres. Los niños necesitan mucho contacto físico y cuando no están al pecho, los brazos cariñosos del padre son un lugar maravilloso para ellos.

La televisión a menudo muestra que la única forma de que un padre tenga un vínculo con su hijo es a través de la almentación con biberón. Sin embargo, no es la alimentación en sí la que da como resultado el vínculo madre-hijo, sino el contacto físico cercano que es parte de la relación de amamantamiento. Un padre no necesita dar un biberón para formar un vínculo de amor; sin embargo sí necesita invertir tiempo cargando, amando, jugando y relacionándose con su hijo.

El padre puede desarrollar una relación excelente aún con el bebé que parece necesitar tomar el pecho muy seguido. Intente colocar al bebé sobre el pecho del padre después de amamantar. Mecer al niño sobre su hombro es a menudo una actividad favorita para ambos. Muchos padres disfrutan poder enseñarle al niño el inmenso mundo en que vivimos. Las cosas más sencillas le pueden llamar la atención al bebé, desde la parte interior de los gabinetes, hasta la parte superior de las puertas. Hay tantas formas en las cuales el padre puede estar involucrado que van más allá de cambiar pañales, darle el baño y calmar al bebé cuando esta molesto. ¡Sean creativos! Pero más que nada, reconozcan que los bebés necesitan a su madre Y a su padre, no solamente uno u otro. La respuesta consistente a las necesidades del bebé es una de las formas más importantes de ayudar a que desarrolle apego con sus padres. El bebé necesita saber que ambos padres respetarán sus necesidades. El padre debe llevar al bebé a su madre en cuanto necesite ser amamantado. El vínculo con el padre se fortalece cuando el vínculo entre la madre y el niño es estable y seguro.


El apoyo del padre del niño puede ser un eslabón vital en el éxito de la lactancia. El padre puede animar a la madre, protegerla de los comentarios negativos de parte de familiares o amistades, ayudar a calmar al bebé que está molesto, traerle a la madre de comer o de beber cuando está amamantando y más que nada, recordarle que el amamantar es una de las cosas más importantes que ella puede hacer para que su bebé tenga el mejor comienzo en la vida.

Sobre todo durante las primeras semanas, cuando la falta de sueño y los cambios hormonales pueden hacer que la madre dude de su habilidad para amamantar, un padre que sugiere "por qué no intentas una vez más" o que le recuerda a su compañera que "dicen que los bebés empiezan a espaciar más sus tomas después de estos días en que piden con mayor frecuencia, a las 3 semanas" puede ser de gran ayuda. Un padre quien trae almohadas para ayudar con la colocación del recién nacido o que le lleva el teléfono para que la madre pueda llamar a la Liga de La Leche está en realidad ayudando a alimentar a su hijo.

En algunas ocasiones el padre puede sentirse desanimado si no conoce a ninguna otra pareja que esté amamantando. Si el grupo local de la Liga de La Leche ofrece reuniones para parejas, éstas son una forma maravillosa para que los padres se conozcan y compartan sus dilemas, y aprendan qué hacen los demás para superar los retos que se presentan. Si no hay reuniones para parejas, es posible tener un día de campo para las familias del grupo local y ver cuán bien crecen y maduran esos bebés amamantados. Recuerde llamar a la Líder de la Liga de La Leche para averiguar cómo conocer a otros padres de niños amamantados.


La alimentación es sólo una pequeña parte del cuidado total que el bebé requiere.

El padre puede hacer una multitud de cosas, desde bañar al niño, cambiar pañales, hacerlo eructar, calmarlo durante períodos de llanto y por supuesto, jugar con él.

Al padre ya le tocará alimentar al bebé con la introducción de alimentos complementarios alrededor de la mitad del primer año. De hecho el bebé puede aceptar otros alimentos mejor si los ofrece el padre, ya que a la madre la asocia con la lactancia.


El papel del padre, sobre todo en los primeros meses, es primordialmente uno de apoyo y de cuidado de la madre para que ella pueda implementar el diseño natural de nutrir al niño al pecho. La relación del padre con los hijos mayores se hace aun más importante. Puede ser de gran ayuda para la madre que el padre se lleve a los hermanos mayores al parque o que les de su baño, etc. El padre también puede preparar la comida y ayudar con los quehaceres del hogar. Lo que se debe recordar es que la madre y el bebé necesitan estar cerca en forma continua. Esto puede resultar difícil para el padre durante los primeros meses. Realmente es un caso de recompensa postergada. Antes de que pase mucho tiempo, se vuelve evidente que este período de espera vale la pena cuando se cosechan los beneficios de ser el padre orgulloso de un bebé robusto que responde bellísimamente.

Las conferencias y talleres de la Liga de La Leche que se llevan acabo en forma anual en muchos lugares, pueden ser de gran ayuda para los padres. Allí pueden conocer y convivir con otros padres cuyas familias han hecho elecciones similares en cuanto al cuidado de los hijos y a menudo tienen sesiones especiales solo para padres.

Material de lectura

Hay muchos recursos para los padres en la tienda de LLLI . Allí podrá encontrar muchos de los libros que se mencionan aquí. También puede buscarlos en librerías locales.

El doctor William Sears y su esposa Martha han escrito material muy útil que se dirige en especial al padre nuevo. Becoming a Father , Nighttime Parenting , y The Baby Book que incluye un capítulo sólo para padres, contienen una gran cantidad de informacion para ayudar a los padres a ajustarse al nuevo papel y a apoyar la relación de amamantamiento.

Otros libros que se recomiendan son Between Father and Child ; Mothering and Fathering por Tine Thevenin, y The Family Bed , también escrito por Thevenin.

Última modificación 13 de Febrero de 2007 por vbg.
Page last edited .


Bookmark and Share