Help 
  Forgot Your LLLID? or Create Your LLLID Here
La Leche League International
To Find local support:  Or: Use the Map




Consejos para la Extracción de Leche Materna

Making It Work: Consejos para la Extracción de Leche Materna (Pumping Tips)

Revisado por Tamela Rich, Charlotte, North Carolina, USA.
Traducido de "New Beginnings" Volumen 12, No. 6, noviembre - diciembre, 1995. Págs. 176 - 178

"Making It Work" es una sección regular de la revista "New Beginnings", que se publica bimestralmente por La Liga Internacional de la Leche. En esta sección se ofrecen sugerencias por parte de los lectores de "New Beginnings" para ayudar a las madres que desean combinar la lactancia y el trabajo. Varios puntos de vista se exponen. No toda la información será pertinente al estilo de vida de su familia. Esta información es de naturaleza general y no tiene como meta ser consejo m dico o de ninguna otra naturaleza.

Situación:

Estoy planeando regresar a mi trabajo dentro de unos días y necesitaré un extractor. He estado mirando los diferentes tipos de extractores y estoy confundida. Son demasiado caros como para probarlos, aunque estoy pensando pedir uno prestado a una amiga con este propósito en mente. ?Qué cosas debo buscar en un extractor de leche? ?Son de verdad tan distintos?

Solución:

Hace tres años y medio cuando mi hijo mayor nació, yo no tenía idea de que tipo de extractor necesitaríamos. Cuando mi esposo trajo a casa un extractor que le había costado $120 dólares, no le di mayor importancia. Yo estaba trabajando de tiempo completo y estaba decidida que mi hija solo recibiría leche materna mientras yo trabajaba. Tres meses y muchos problemas después, me pregunté si podría seguir extrayéndome la leche. Afortunadamente, una amiga me prestó su extractor eléctrico (como los que usan los hospitales). Lo usé y no pude creer la diferencia. No solo sacaba más leche, también era muy cómodo y fácil de utilizar. Ahora yo soy dueña de un establecimiento que renta extractores de leche materna y ofrecemos una gama de aparatos diferentes desde extractores manuales, extractores de pilas y/o eléctricos y extractores eléctricos estilo hospital (que se rentan). Yo he usado todo tipo de extractor. Como una experta, sé que gran diferencia puede marcar el tener un buen extractor.

Existen dos criterios para seleccionar un extractor: el número de ciclos por minuto, y la fuerza de la succión. Estos dos factores afectan la cantidad de leche que se obtiene, que tanto tiempo se llevará y que tan cómoda se sentirá la madre al estar extrayendo la leche.

Un bebé succiona entre 40 y 60 veces por minuto. Cada succión se puede comparar con el ciclo del extractor. Los extractores eléctricos que usan los hospitales (y que se pueden obtener para rentar) automáticamente ofrecen 50 ciclos por minuto. Estos extractores automáticamente imitan el ritmo de succión del niño: succión, soltar, relajar. Extractores no automáticos tienen una válvula o botón que uno regula con el dedo para soltar la succión y así completar un ciclo. Sin embargo, la mayoría de estos extractores no automáticos, tienen motores mucho más pequeños que los extractores que se rentan y puede que se lleven tanto tiempo en obtener la succión adecuada que puede que solo tengan de 6 a 8 ciclos por minuto (uno puede hacer el experimento con un globo). Este tipo de extractores sostienen el pezón más tiempo que lo que normalmente se ve si es el bebé el que succiona. Estos extractores a menudo crean dolor que hace que sea difícil que la madre aprenda a relajarse. Cuando esto sucede, ella puede que tenga dificultades en que le baje la leche y por tanto no se obtiene mucha leche. Es mi opinión que muchas de estas madres piensan que su leche se les está yendo y por tanto dejan de amamantar, cuando en realidad todo lo que necesitaban era un extractor diferente.

El segundo criterio es la fuerza de la succión. Un recién nacido normal, nacido a termino logra aplicar hasta 220 milímetros de mercurio al pecho. Los extractores de renta tienen entre 200 y 220 mm. Otros extractores más ligeros no obtienen tanta succión. Esto significa que se tardarán más tiempo en obtener la leche.

Si estuviera planeando el sacarme la leche dos o tres veces al día, yo rentaría un extractor eléctrico del tipo hospital (Ameda Egnell SMB, Ameda Egnell Lact-e o Medela Classic). El equipo para extracción doble (que saca la leche de ambos senos al mismo tiempo) con cualquiera de estos extractores significa que yo terminaría de sacarme la leche en 8 o 10 minutos. Si mi plan fuera el sacarme la leche una vez al día, probablemente compraría un extractor Medela Mini Electric (con 35 ciclos por minuto y succión de 175 mm). Esto me tomaría como 15 minutos por lado. Para extracción de leche en forma ocasional, compraría el extractor Medela SpringExpress manual o el extractor Ameda Egnell que funciona con una mano. Si tienes un extractor que no te esté funcionando, trata otro tipo u otra marca.

Jalene McDonald, Orem, Utah, USA

Solución:

Un mes antes del nacimiento de mi hija en agosto de 1992, comencé mi búsqueda por un buen extractor para usar cuando regresara a trabajar. Compré un extractor manual tipo cilíndrico y pronto me di cuenta que era tanto incómodo como difícil de usar. Pero dado a que estaba decidida a continuar la lactancia sabía que tendría que buscar una alternativa aceptable.

Leí todo lo que pude acerca de extractores de leche. Hablé con consultoras de lactancia, Líderes de La Liga de La Leche, y madres que asistían a mi grupo de La Liga de la Leche. Finalmente una enfermera me recomendó que usara el extractor manual de Ameda Egnell, que solo se necesita una mano para funcionar.

Pedí el extractor y lo empecé a usar inmediatamente. Mis resultados iniciales no fueron espectaculares, pero estaba decidida a triunfar. Al final de cuentas compré tres de estos extractores de Ameda Egnell, más las partes de repuesto para poder estar lista en caso de emergencia. Este extractor me funcionó por las siguientes razones:

1. En el trabajo no tengo una oficina privada. Mis sesiones de extracción se llevaban acabo en el baño durante mis descansos. Aunque había donde conectar aparatos eléctricos, decidí que era mejor usar un extractor manual a estar usando pilas o extensiones eléctricas.

2. Ya que en uno de mis senos baja la leche más fácilmente que del otro, primero extraía de ese lado hasta que empezara a bajar la leche y luego usaba dos extractores manuales al mismo tiempo para sacarle el mayor provecho a mis sesiones de extracción.

3. Si necesitaba incrementar mi provisión de leche, o si iba a estar lejos por un período de tiempo mayor al acostumbrado, me sacaba la leche de un seno mientras mi hija mamaba del otro.

4. El extractor era fácil de usar, lavar, armar y desarmar, los componentes estaban bien hechos y los repuestos eran fáciles de conseguir. Los extractores me duraron todo el tiempo que los necesité, hasta el primer cumpleaños de mi hija, cuando dejé de sacarme la leche.

Mi hija se destetó sola el mes pasado, justo antes de su tercer cumpleaños. Al ver como nos ha ido, me doy cuenta que el sacarme la leche me hizo sentir más conectada a ella mientras yo trabajaba.

Jane Olson, Bonita, California USA

Solución:

Si es posible, pruebe cualquier extractor antes de comprarlo. Yo renté un Medela Lactina como los que usan en los hospitales al tener mi hijo 6 semanas de nacido para poder acostumbrarme al extractor antes de regresar al trabajo. Ya que el precio será un factor, hable con la estación de rentas. El precio generalmente es más bajo si uno va a rentar más tiempo.

El extractor Lactina era cómodo, fácil de usar, y me permitía sacarme la leche de ambos senos a la vez. Ya que va a estar sacándose la leche entre una y tres veces al día mientras esté en el trabajo, el extractor doble ayuda a disminuir el tiempo que se lleva el sacarse la leche. Yo pude obtener suficiente leche en el trabajo para alimentar a mi hijo el día siguiente y congelar una porción.

Después de un par de meses, decidí comprar el Medela Mini Electric para usar en casa ya que me estaba cansado de transportar el extractor entre el trabajo y la casa. Entonces compré un extractor Nurture II para usar en el trabajo para no tener que continuar rentando el otro extractor. No tuve problema con el Medela Mini Electric ya que funciona con el mismo ciclo automático como el Lactina (aunque no era tan callado), pero solo sacaba de un lado a la vez. Nunca pude acostumbrarme al ritmo de el Nurture II, ya que uno tiene que crear el ciclo usando el pulgar u otro dedo tapando un orificio en la tapa que está encima del biberón, y por razones médicas yo no puedo hacer esto. Sin embargo, conozco a mucha gente que les gusta este extractor, así que pruebe uno si puede.

Cuando mi hijo cumplió 10 meses y medio, regresé el extractor que había rentado, pero todavía uso mi Mini Electric una vez al día para sacarme un poco de leche para mi hijo. Mi hijo cumple un año pronto y todavía disfruta lactar. También disfruta la leche materna en una tasita.

Laura Brackett, Mansfield, Ohio, USA
(nota del editor: el extractor Nurture II manufacturado por Bailey ha sido remplazado por el Nurture III)

Solución:

Su elección de extractor debe ser guiada por su situación en el trabajo. El tener el extractor equivocado puede echar a perder sus mejores intenciones de proveer su leche para su hijo. Cuando regresé a mi trabajo después del nacimiento de mi primer hijo, todo lo que yo tenía era un extractor manual. No tenía el tiempo para usarlo y antes de mucho tiempo, mi hija estaba recibiendo fórmula durante el día. Esto me facilitó el destetarla totalmente a los cinco meses.

Para cuando nació mi segundo hijo estaba más preparada y estoy muy contenta de poder decir que a los 10 meses seguimos lactando. Tuve que regresar al trabajo cuando el tenía 2 meses, pero esta vez no he necesitado utilizar ninguna fórmula. Creo que nuestro éxito tiene que ver con el extractor doble (Nurture III por Bailey) que compré, ya que me permite sacarme suficiente leche para una toma en solo diez minutos.

Yo también pensé que los extractores eran muy caros, hasta que me puse a calcular el costo de un mes de fórmula. Ya que mi extractor es un modelo más pequeño, me costó lo mismo que el rentar un modelo más grande por 3 meses.

Teresa Pooler, Glendale, Arizona, USA

Solución:

Cuando regresé a mi trabajo como maestra de medio tiempo (tres días a la semana), no necesité el modelo grande de Medela Lactina que había rentado anteriormente. Dado que mi bebé estaba comiendo y tomado otros alimentos, ella solo necesitaba dos biberones al día. Luego compré un motor de pilas que se une al extractor manual de Medela que yo ya tenía. Esto me facilitó el extraerme la leche con una sola mano. Me llevo más tiempo el llenar una botella de 4 onzas ya que tenía que estar cambiando de lados, pero como solo necesitaba una diaria no era tan difícil.

Me gustó mucho la flexibilidad de este sistema y la forma en que me sirvió de acuerdo a mis necesidades cambiantes. Estoy convencida que el poder extraer la leche en forma exitosa depende de combinar su sistema de extracción con las necesidades individuales.

Becky Vesper, Rogers, Arkansas, USA

Última modificación 2 de febrero de 2006 por vbg.
Page last edited .


Bookmark and Share