Help 
  Forgot Your LLLID? or Create Your LLLID Here
La Leche League International
To Find local support:  Or: Use the Map




Ayudar a una aspirante a aprender a dirigir una reunión

Karin Gausman
Billings, MT, EE.UU.

Tomado de LEAVEN, volumen 39, número 4, agosto-septiembre 2003

Antes de presentar la solicitud de liderazgo en LLL, una miembro asiste al menos a una Serie de Reuniones (donde las haya), iniciándose así en la forma en que las Líderes facilitan una reunión. Antes de presentar la solicitud, es posible que haya asistido a reuniones por interés propio y que estuviera pensando ante todo en lo que, como madre, diría o preguntaría. Una vez que se convierte en aspirante, empezará a desviar su atención a la forma en que una Líder ayuda a otras madres en el entorno de la reunión. ¿Cómo puede una Líder ayudar a una aspirante a realizar esta transición? Éstas son algunas ideas.

Una Líder puede pedir a la Asociada / Coordinadora de Acreditación para Líderes (A/CLA) con quien trabaja que envíe copias del ejercicio oral tanto a ella como a la aspirante. Al pedirle a la aspirante que comente con una Líder sus observaciones sobre la reunión (si es posible, con una Líder distinta de la que dirigió la reunión) se la ayuda a desarrollar habilidades de liderazgo. La aspirante toma nota de lo que una madres dicen en la reunión, de cómo reaccionan otras, de lo que dice la Líder. Habla con la Líder sobre lo que sirvió de ayuda a las madres y lo que podría haberse modificado para ayudar más. La aspirante puede practicar este ejercicio varias veces o quedarse con ideas cuando asista a una reunión.

Una aspirante podría programar una Serie de Reuniones que tú (u otra Líder) dirijas. Puedes encontrar información relacionada con esto en las páginas 144-145 del “Manual para Líderes” (Edición 2003) La aspirante podría hablar contigo sobre los pros y los contras de varias posibilidades. Observar cómo se desarrolla el programa de la reunión, tomar nota de lo que funciona y lo que necesita ser modificado, dará a la aspirante una oportunidad de comprender mejor el proceso. Podría incluso querer utilizar el ejercicio oral en la reunión que organice.

Una aspirante responderá de forma más respetuosa si antes ha tenido tiempo para pensar en comentarios que podrían suponer un reto para ella (sobre todo cuando se trata de comentarios que discrepan con sus convicciones) Podría hablar contigo sobre problemas que se suelen dar en tu área, los que te hayan resultado más difíciles de tratar a ti y a otras Líderes. La Asociada / Coordinadora de Acreditación para Líderes (A/CLA) puede hacerte sugerencias y darte ideas que te sirvan para tratar este tema con la aspirante. Podrías remitir a la aspirante a artículos de la revista Leaven, tales como, “Ayudar a madres cuando tus convicciones son incompatibles con sus decisiones,” Diciembre 1998-Enero 1999, o “Retos en el asesoramiento: ayudar a las madres a manejar información contradictoria,” Abril-Mayo 1998.

Trabajar en la sección “Dinámica de Grupo/ Dirección” de la Evaluación puede ayudar a la aspirante a considerar con tiempo suficiente lo que contestaría en situaciones delicadas. Podrías organizar una “reunión de práctica” sólo con Líderes y aspirantes para simular una Serie de Reuniones. Las aspirantes podrían hacer de “Líderes” y responder a los comentarios (extraídos de la Evaluación) que las “madres” (representadas por las Líderes) hicieran en la reunión.

Aunque una aspirante no puede dirigir una Serie de Reuniones hasta que no esté acreditada, puede adquirir experiencia dirigiendo sesiones de evaluación o de enriquecimiento. Esto le daría la oportunidad de organizar una reunión y decidir qué materiales o recursos visuales utilizará. Así puede ver qué funciona para conseguir que las madres participen (quienes, quizás, también asistan a la Serie de Reuniones del Grupo) Se la podría invitar a intervenir en situaciones tales como la de una madre que monopoliza una conversación, la presencia de niños pequeños en las reuniones o la de una madre que proporciona información errónea. Puede que antes quiera hablar contigo sobre algunas situaciones de Dinámica de Grupo / Dirección (Evaluación) y así estar preparada para este tipo de retos.

A algunas aspirantes les preocupa hablar en público. Explícale que las reuniones son más efectivas cuando las madres son las que más hablan. Podrías mostrarle el artículo de la revista Leaven, “La Líder Introspectiva: Ser oída en las reuniones”, Abril-Mayo 1998.
Hablar sobre una recaudación de fondos o de un libro recién adquirido por la Biblioteca son oportunidades para que las aspirantes nerviosas hablen en público en las reuniones.

¿Y si hablan sobre cómo podría poner en práctica el hablar “como una Líder” en próximas reuniones? Podrías explicarle la expresión colectiva (“Muchas madres creen que ‘El Arte Femenino’ sugiere…”), cómo responder de forma empática y aclarar preguntas, y puedes sugerirle que intente añadir comentarios de este tipo en las reuniones.

Podrías preguntar a la aspirante si hay algún aspecto concreto de cómo dirigir reuniones que le preocupe. Luego, ambas (y la A/CLA) pueden buscar formas de que practique hasta que se sienta segura con este aspecto del liderazgo.

Karin Gausman es Líder desde hace 28 años. Tiene tres hijos y tres nietos, y es Directora Adjunta de Administradoras Regionales para la Acreditación de Líderes (ADRALA) en la División US Western (USWD) Este artículo apareció por primera vez en la Carta para Líderes de Área, Northern LLLights, Primavera 2003. Monique Kitts es editora colaboradora de "Preparándose para el Liderazgo". Es Líder desde hace ocho años y vive en Ringgold, Georgia, EE.UU., con su esposo, Aaron, y sus tres hijos, Molly (11), y los gemelos bivitelinos Andrew y Logan (7) Es también Administradora Regional para la Acreditación de Líderes en la Región Sur, EUS. Envíe sus propuestas e ideas para artículos a Monique, 3777 Cherokee Valley Road, Ringgold, GA, 30736, EE.UU., o a moniquek@fastemailer.com (email)


Traducción cortesía de Yolanda Ruiz Luque
Revisión Mónica Tesone

Page last edited .


Bookmark and Share