Help 
  Forgot Your LLLID? or Create Your LLLID Here
La Leche League International
To Find local support:  Or: Use the Map




Sugerencias para el cuidado de los niños pequeños

Cómo reavivar la dieta de la familia

Traducido de NEW BEGINNINGS, Vol. 22, Nº 1, enero-febrero de 2005 págs. 34-36

“Sugerencias para el cuidado de los Niños Pequeños” es una columna regular de la revista NEW BEGINNINGS, una publicación bimensual de la Liga Internacional de la Leche. En esta columna los lectores de NEW BEGINNINGS ofrecen sus sugerencias para ayudar a los padres de los bebés. Se presentan varios puntos de vista. Tal vez no toda la información presentada se aplique al estilo de vida de su familia. Esta información es una información general y no pretende ser un consejo de tipo médico ni de otro tipo.

Situación de la madre

Cuando mi niño el mayor era bebé yo me preocupaba mucho de su dieta. Él comía muchas frutas y verduras orgánicas, no había comida chatarra “junk foods” ni “snacks” azucarados en nuestra casa, y yo vigilaba todo lo que comía cuando salíamos. Mi segundo niño comía muchas menos frutas y verduras, yo usaba más comidas de preparación rápida porque estábamos siempre ocupados; estuvo más expuesto a la comida chatarra y a los dulces, porque estábamos más seguido en casa de los amigos. La dieta de nuestra familia ha comenzado a preocuparme. ¿Cómo puedo volver a comer de manera sana y a alentar a mi niño más pequeño a comer una dieta mejor a pesar de todas nuestras ocupaciones?

Respuesta de una madre

Esta pregunta sobre cómo alentar a su niño menor a comer mejor a pesar de su horario agitado es una pregunta muy oportuna. Hace poco tiempo comencé a implementar algunas nuevas ideas para ayudarnos con este tema. Aquí le doy algunas ideas de lo que nosotros hacemos para que todos los miembros de la familia coman más frutas y verduras orgánicas y “snacks” sanos cuando estamos en casa y fuera de casa.

En primer lugar, empaco los “snacks” en una bolsa hermética para alimentos antes de que mi hijo de dos años Coby y yo vayamos al parque, a hacer compras o cuando tenemos que salir por otro motivo. Guardo un paquete de hielo en la bolsa y el agua para el niño y para mí, así como un yogur, queso blanco, una cuchara, y un par de trozos de fruta y un “fruit leather” (fruta deshidratada). Si vamos a salir por más tiempo también preparo un sándwich de mantequilla de almendras y miel sobre rodajas de pan de harina integral y un paquete de “string cheese”. Cuando mi hijo y yo tenemos hambre tenemos muchas opciones para elegir. Comienzo siempre ofreciendo la fruta. Como mi hijo no puede comer el sólo una manzana, una pera completa y raras veces una banana (plátano, cambur), termino lo que él deja y esto me permite a mí también comer un “snack” sano. Cuando hacemos salidas más cortas llevo solamente agua y una fruta entera. Tómese cinco minutos cada mañana para empacar estos “snacks” saludables y esto le ahorrará mucho tiempo (y muchas quejas).

Además me he inscripto en un servicio de entrega a domicilio de productos orgánicos en mi zona. Cada semana dejan a la puerta de mi casa una caja con productos orgánicos provenientes de granjas de la zona, con al menos 10 o 12 productos diferentes y todo por menos de $30. Es impresionante ver lo que viene cada semana; esto me ha ayudado a salir de la rutina cuando me quedaba sin ideas de qué cocinar. El sitio Web de este servicio de entrega a domicilio incluso tiene algunas ideas de recetas para preparar con los productos que entregan cada semana. Guardo un tazón de frutas en la mesada (mostrador de la cocina, tablero, mesa de cocina, barra de cocina) para que todos tengan al alcance las deliciosas frutas frescas cuando quieran comer un “snack”. Al mismo tiempo, no reabastezco las galletas y otros “snacks” menos nutritivos en la despensa tan a menudo.

En los últimos meses Coby ha comenzado a mostrar interés cuando cocino; juntos hacemos el pan con banana o algo similar que podamos comer como “snack” en los próximos días. Parece aceptar mejor las nuevas comidas cuando me ayuda a prepararlas.

Nuestra última idea es planificar nuestras comidas semanalmente de una vez para que no tengamos que pelearnos al último minuto para decidir lo que haremos para la cena. Con un poco de planificación anticipada y una lista de los alimentos que se necesitan hay menos probabilidades de que usted compre comidas rápidas o comidas para llevar. Si necesita un poco de aliento, le recomiendo que vea la película “Super Size Me”. Le hará ver de un modo diferente la industria de la comida rápida.

Maria Abilock Palo Alto CA USA

Respuesta de una madre

Revisar la dieta de su niño pequeño y de su familia es algo simple (aunque reconozco que es fácil decirlo pero hacerlo es otra cosa). La primera cosa usted ya la sabe: no compre chatarra. Si cuando está demasiado ocupada tiene dificultad para que hacer que todos coman bien, busque alimentos que sean sanos y fáciles de preparar. Por ejemplo: cajas de uvas pasas; paquetes individuales de zanahorias pequeñas (algunos vienen incluso con una salsa de bajo contenido calórico); bolsas de palomitas de maíz o “pretzels” de harina integral; yogur tamaño “snack” o yogur bebible en un tubo; hay incluso queso “portátil”, los “string cheese” o el queso en paquetes individuales. Y si quiere comer comida orgánica, todos estos alimentos pueden ser comprados en una tienda de alimentos naturales. También me gusta incluir las frutas secas como un “snack” fácil, incluyendo las manzanas, los damascos, y las ciruelas pasas. Usted también puede comprar o preparar sus propios “trail mixes” (mezcla de nueces y frutas secas). También puede cortar frutas y verduras frescas en bolsitas individuales y guardarlas en el refrigerador para empacar de manera fácil. Me he dado cuenta que si me aseguro de tener mis propios “snacks” en los “playdates” (playdates son “citas”organizadas por diferentes familias en las cuales los niños pequeños y las mamá se reúnen por varias horas para jugar) u otras visitas puedo comer yo misma y darle de comer a mis niños lo que yo quiera y no lo que nos ofrezca la familia anfitriona.

Para alentar a su niño a comer más productos frescos, pruebe de cortar las manzanas con un cortador de manzanas; esto le permitirá comerlas más fácilmente; ofrézcale una salsa “dip” para todo: yogur para las frutas y las bayas, y salsa “hummus” o aderezo tipo“ranch” para las verduras. A mis tres niños les encanta mojar las zanahorias, el apio, las rodajas de pimiento rojo y los “guisantes azucarados” (guisante/arveja cometodo). Le sugiero también que les ofrezca una fruta y/o una verdura en cada comida. Puede comenzar con las rodajas de banana o las uvas pasas con cereales.

Finalmente, otra manera fácil en la que mejoré la alimentación de mi familia fue comprando o preparando alimentos a base de granos integrales, como los panes y las pastas. Use arroz integral en vez de arroz blanco, batatas (boniato, camiote) en vez de papas comunes. ¡Y recuerde que no hay nada malo en comer un dulce de vez en cuando!

Lani Siciliano Monroe CT USA

Respuesta de una madre

Con un niño de 9 años, uno de 4 y un bebé de 16 meses en casa, yo sé que es un verdadero desafío el tener “snacks” y alimentos sanos y fáciles de preparar en casa. Estas son algunas cosas que me ayudan a mantener nuestros hábitos alimenticios. Ante todo trato por todos los medios de que no haya comida chatarra en casa. Así los niños ni siquiera la piden. Esto ayuda especialmente cuando nos sentimos débiles y parece que vamos a ceder.

Otra cosa realmente muy buena es lavar toda la fruta antes de ponerla en un lugar donde los niños puedan alcanzarla y comerla cuando quieran comer un “snack” rápido. De este modo, si usted da a amamantar o si no está disponible por otro motivo ellos mismos podrán servirse. Incluso conozco algunas madres que destinan una gaveta baja o un gabinete para los “snacks”. Ellas usan este lugar para colocar las frutas secas, los “trail mix” (“trail mix” es una mezcla de frutos y frutas secos, pasa y cereales como la granola), las galletas secas o los cereales; todo esto podrá comprarse a granel y colocarse luego en bolsitas plásticas para hacer las porciones adaptadas a los niños.

Pase un día al mes preparando comidas con las cuales usted cocina comúnmente, como el queso rallado, las cebollas picadas, la carne cocida o los caldos. Congélelos para tenerlos a mano cuando esté apurada; así no necesitará usar alimentos empacados que no tienen el mismo valor alimenticio. Una última cosa es comprar el libro de LLL (La Liga Internacional de la Leche) “WHOLE FOODS FOR THE WHOLE FAMILY”. Ha sido para mí un recurso de gran valor para preparar comidas y “snacks” sanos para mi familia.

Diana Gifford Garland TX USA

Respuesta de una madre

Una cosa que me recuerdo a mí misma es que no se necesita más tiempo para preparar algunas frutas y verduras frescas que el tiempo que se necesita para hornear las golosinas.

Sin embargo, tal vez usted también quiera observar su estilo de vida y preguntarse si está haciendo demasiado, y esto en detrimento de la salud de su familia. Habiendo dicho esto, hoy en día hay muchas opciones más sanas disponibles en todas partes. Muchos mercaditos de las gasolineras venden frutas frescas individuales, una opción más sana que un dulce en barra o que las tortitas individuales.

Los restaurantes de comidas rápidas ofrecen también sándwiches frescos, hamburguesas de verduras, yogur, y “parfaits” de frutas. Aprenda a leer las etiquetas de los alimentos preparados; si el azúcar es el primero o el segundo ingrediente, o si hay más de 12 gramos de azúcar por porción lo mejor es evitarlos. Prefiera las frutas frescas antes que los jugos de frutas o las frutas secas, ya que estos últimos contienen mucho azúcar.

Los niños pequeños pueden aprender a disfrutar las frutas cortadas y sumergidas en el yogur al natural, el cual puede condimentarse con un poco de miel y canela. Las verduras frescas saben mejor si se les agrega una salsa hecha con crema -agria de bajo contenido graso y un paquete de aderezo “ranch”. Yo horneo muchos “muffins” en vez de galletitas; uso compota de manzana sin azúcar en vez de todo el aceite o de una parte de él; esto agregará un poco de dulzor y se necesitará menos azúcar. Comience a realizar un cambio cada día para mejorar la dieta de su familia, y antes de que se de cuenta todos estarán comiendo mejor.

Marsha Ransom South Haven MI USA

Respuesta de una madre

El secreto es hacer que las comidas sanas sean al mismo tiempo convenientes. Guarde las bolsitas de palitos de zanahoria y apio de tamaño de una porción en el refrigerador para poder usarlos cuando tenga que salir. Puede llenar algunos vasos desechables con mantequilla de maní para usar como salsa.

Compre uno de esos dispositivos que pueden pelar, extraer el corazón y cortar en rodajas una manzana de una sola vez. Usted también puede usar los tubos preempacados de compota de manzana (inspeccione la lista de ingredientes para ver que no tengan azúcar) y otras frutas.

Si sus niños no pueden resistir a sus galletitas s para los “snacks”, hornee usted misma unas galletitas con frutas reales y con menos azúcar refinado, como el pan de banana horneado en moldes individuales. Sus niños disfrutarán preparando las mezclas también.

Juno Farnsworth Lafayette IN USA

Respuesta de una madre

A lo largo de los años, he encontrado que la manera más fácil de purificar mi dieta y al mismo tiempo la de toda la familia es gastando más dinero en las partes “buenas” de la tienda (de abarrotes, bodega, colmado) y menos dinero en la sección de “comida chatarra”. Casi siempre los alimentos frescos se encuentran en el perímetro en la mayoría de las tiendas de abarrotes; usted podrá así evitarse el caminar por todos los pasillos. Las cosas que uno almacena en casa tendrán un mayor impacto en las dietas regulares de sus niños; más que todo lo que ellos puedan comer en otra parte. Si se acostumbran a la buena comida se alejarán de la comida chatarra libremente, no por la presión. La comida chatarra huele raro, deja resabios extraños y muy poca satisfacción una vez que uno se acostumbra a los alimentos naturales. Los mismos niños pueden darse cuenta de la diferencia.

No se sienta culpable cuando elija alimentos prácticos y sanos como las zanahorias pequeñitas peladas, las ensaladas de frutas pre-cortadas, el yogur de fruta sin azúcar, los “fruit leather”, el “string cheese” (se trata simplemente de un queso), las frutas y nueces secas, las ensaladas empacadas sin los aderezos y otros condimentos, las mezclas para freír de la sección de productos frescos, incluso las verduras y frutas congeladas.

No se necesita más tiempo para alcanzar una zanahoria que una barra de chocolate… y es mucho más fácil si uno está a mano y el otro no.

Linda Clement Victoria BC Canada

Última actualización el 16 de mayo de 2007 por mmm.

Copyright © 2006-7 de la Liga Internacional de La Leche y de las personas que envían la información. Todos los derechos reservados. Este sitio es sólo para información. Consulte a un profesional de la salud si necesita un consejo médico.

Page last edited .


Bookmark and Share