Help 
  Forgot Your LLLID? or Create Your LLLID Here
La Leche League International
To Find local support:  Or: Use the Map




Nuevas tablas de crecimiento, ¿aplicables a todos los niños?

Información perteneciente a la revista NUEVO COMIENZO, Vol. 18 Numero 1 Año 2006

El pasado mes de abril la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en conocimiento del cuerpo médico y de la sociedad los nuevos patrones de crecimiento y desarrollo de los bebés. Estos patrones se basan en el modelo normativo que da la pauta acerca de cómo un niño amamantado debe crecer y desarrollarse, y ponen de relieve que las diferencias ambientales, más que las genéticas, son el determinante más importante de las disparidades en el crecimiento físico y el desarrollo.

”Los nuevos patrones de crecimiento de la OMS, con una muestra de 8.440 niños de países tan diversos como Brasil, Ghana, India, Noruega, Omán y Estados Unidos, serán una valiosa herramienta para padres y trabajadores al cuidado de la salud como forma de determinar desnutrición, sobrepeso, obesidad y otras condiciones relacionadas con el crecimiento y la nutrición en los estadios tempranos de la vida de un niño”, dice la Liga de la Leche Internacional.

¿Por qué son diferentes?

El nuevo estándar toma como punto de partida la lactancia materna como la “norma” biológica; establece al niño amamantado como el factor de referencia. Anteriormente la referencia eran niños que habían crecido con leche artificial, en un solo país. Ahora la OMS subraya la circunstancia que los niños crecen de forma similar, en los diferentes países, siempre que sus necesidades de cuidado y salud sean satisfechas.

La referencia propuesta por la OMS tiene en cuenta, además, recomendaciones de promoción de salud que actualmente se usan en el mundo entero, como son las normas de lactancia, los cuidados pediátricos estandarizados y la abstención de cigarrillo por parte de la madre gestante o lactante. Es menos descriptiva y se espera que permita evitar problemas a futuro por su acercamiento que permite prever situaciones. Muestra “cómo deberían crecer los niños”.

Incluyen nuevos indicadores de crecimiento, como aspectos de la piel, y no solamente la altura y el peso; permite relacionar el desarrollo motor y el crecimiento físico. Se espera que permita monitorear la velocidad en el crecimiento de manera más personalizada y rápida, con lo cual se evitarán problemas de desnutrición y sobrepeso, por ejemplo.

¿Por qué son necesarios los nuevos estándares?

Desde 1993, la OMS inició la revisión de las referencias que se usaban para hacer seguimiento al crecimiento de los niños. Se vio que habían sido desarrolladas en un solo país y en un momento de tiempo particulares, y que habían dejado de satisfacer la necesidad de seguir el crecimiento rápido que tienen los niños en sus primeros años.

Tenían desventajas técnicas y biológicas. En el ambicioso proyecto liderado por la OMS, participaron también la Universidad de las Naciones Unidas y varias instituciones académicas en todo el mundo y se desarrollaron herramientas nuevas, con un propósito: poder ver cómo todos los niños deberían crecer cuando sus necesidades son satisfechas. Algunas diferencias

Hay diferencias en los patrones de crecimiento entre los nuevos y los anteriores estándares, especialmente durante la primera infancia. Por ejemplo, se amplían los parámetros para evaluar el crecimiento entre 0 y 6 meses, lo que en términos prácticos significa que niños que antes eran considerados bajos de peso, no lo serán más porque se amplió el rango.

Aunque no es tan sencillo pues el pediatra seguirá evaluando factores como edad, sexo, indicadores de crecimiento y el estatus nutricional subyacente.

¿Qué sigue? Implementar varias estrategias como el apoyo a la lactancia materna, mediante programas que permitan a las madres a amamantar en forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé, y para que ese bebé reciba en adelante los alimentos complementarios necesarios, acompañados de la leche de su madre. Desarrollar prácticas nutricionales que permitan evitar excesos y deficiencias, y aprovechen las comidas locales en cantidades y combinaciones adecuadas para alimentar a los niños mayores de dos años.

¿En qué consisten?

Son estándares que describen el crecimiento normal de un niño que se encuentra bajo óptimas condiciones ambientales desde su nacimiento hasta los cinco años y que pueden ser aplicadas a todos los niños en todo el mundo sin importar estatus étnicos, socioeconómicos y tipo de alimentación.

El estudio parte de la premisa que la norma en la nutrición infantil es la lactancia exclusiva por seis meses y la lactancia continua después de la introducción apropiada de la alimentación complementaria.

A pesar de que la lactancia es natural, las condiciones de la sociedad moderna hacen que haya perdido preponderancia. Queda claro que la lactancia es un arte que se aprende, por ello las madres necesitan apoyo e información. Información adicional sobre los patrones de crecimiento de la OMS se obtiene en www.WHO.org y en www.lalecheleague.org

Editado ultima vez el 5 de diciembre de 2007 por mmm.

Page last edited .


Bookmark and Share