Help 
  Forgot Your LLLID? or Create Your LLLID Here
La Leche League International
To Find local support:  Or: Use the Map




Cómo hacer para que funcione

Es tiempo de hacer ejercicio

Tomado de: NEW BEGINNINGS, Vol. 16 Nº 5 Septiembre-Octubre 1999 Págs. 183-85

Para referencia, entregamos a nuestros lectores y miembros los artículos de nuestras publicaciones de los años anteriores. Se previene a los lectores que la investigación y la información médicas cambian con el tiempo.

La columna "Making It Work" (Cómo hacer para que funcione) aparece en la revista NEW BEGINNINGS, publicada bimestralmente por la Liga Internacional de la Leche. En esta columna los lectores de NEW BEGINNINGS ofrecen sus sugerencias para ayudar a las madres que quieren combinar el amamantamiento con el trabajo. Se presentan puntos de vista diversos. Tal vez parte de la información no tenga relevancia con la forma de vida de su familia. Esta información tiene un carácter general, y no pretende ser asesoramiento, atención médica o de otro tipo

Como muchas nuevas mamás, me gustaría perder un poco de peso y tonificar mi cuerpo. Pero me cuesta encontrar tiempo para hacer ejercicio regularmente en mi horario diario. Después de haber estado alejada de mi bebé durante el día, los dos necesitamos el momento del amamantamiento y necesitamos reconectar entre nosotros dos cuando llego a casa. ¡No tengo ganas de dejar mi bebé de nuevo para irme a una clase de gimnasia o al gimnasio! ¿Cómo hacen las otras madres que trabajan para encontrar tiempo para hacer ejercicio y recuperar la forma?

Respuesta

Soy una nueva mamá, y tuve la misma desilusión: tener que encontrar tiempo para hacer ejercicio y al mismo tiempo pasar mucho tiempo amamantando. Antes de estar embarazada hacía aeróbica y caminaba. Ahora que tengo un bebé lo pongo en el cabestrillo cuando hago ejercicio; esto me salvó de perder mi sanidad mental. Intente poner una videocasete de aeróbica, ponga el bebé en el cabestrillo, estabilícelos con sus manos para que no se mueva, y haga el ejercicio sólo con sus piernas. Es un súper ejercicio cuando hay que bajar esos kilitos de más. Le obliga a concentrarse realmente en los movimientos controlados para evitar que el bebé se mueva demasiado. A mi bebé le encanta, y de hecho se duerme mientras hago mi aeróbica. Puede hacer lo mismo pero caminando. Cuando hago abdominales, siento a mi bebé sobre mi vientre. Cada vez que hago un abdominal, lo sostengo y cuento hasta diez. Para mí es muy divertido, ¡nunca me divertí tanto haciendo ejercicios abdominales!

Joanne Spillar
McHenry IL USA

 

Respuesta

Me di cuenta que la manera más efectiva y fácil de hacer ejercicio con un bebé es caminar. Encontré un gran parque cerca de mi casa y decidí caminar al menos 20 minutos por día, 4 ó 5 veces por semana. Si quiere perder más peso, basta caminar durante más tiempo o más rápido. Es una manera excelente de salir de casa y moverse. Es más fácil detenerse y amamantar mientras hago mi caminata que durante una clase o cuando uso el aparato de gimnasia que tengo en casa. Si ese día el tiempo es malo, vaya al centro comercial más cercano. Muchos centros comerciales  tienen “walking clubs” (clubes de caminantes) y acogen a las madres con cochecitos. Cualquiera de las dos maneras sirve para salir de casa, transpirar un poco y más.

Jennifer Bennett-Baughman
Woodstock GA USA

 

Respuesta

Para las nuevas mamás es un desafío encontrar tiempo para hacer ejercicio. Algo que puede ser de ayuda es hacer ejercicio en la casa. Se puede caminar en casa, y también hacer ejercicio con videocasetes. Los aparatos de gimnasia pueden ayudarle a hacer ejercicio sin tener que perder tiempo yendo al gimnasio. Algunos aparatos de ejercicios se necesitan usar sólo 15 a 20 minutos cada dos días para un ejercicio global. También puede ayudar el programar de antemano los horarios de gimnasia. Me aseguro de hacer ejercicio cada otro día; esto me ha ayudado a mantener una rutina de ejercicio regular. Esto no me priva de tiempo con la familia y es suficiente para ayudarme a sentirme mejor y a tener una mejor línea. También es muy bueno hacer ejercicio en familia. Hay muchos aparatos disponibles para hacer que los niños vayan en bicicleta o caminen con usted. Hacer ejercicio en familia puede ser de provecho para todos y al mismo tiempo ser algo divertido.

Katy Diltz
Coggon IA USA

 

Respuesta

Cuando quiero hacer ejercicio, hago diferentes actividades con mi bebé. Para levantar las piernas, lo pongo sobre mis canillas y lo levanto y lo bajo. Le encanta y no quiere que pare de hacerlo. Cuando hago ejercicios abdominales, hacemos el juego del “peek-a-boo” (¿dónde está el bebé?, picabú). Uno tiene que ser creativo a veces. Tal vez no sea el ejercicio más difícil del mundo, pero un poco de ejercicio es mejor que nada de ejercicio.

Gina Buzzell
Ogden IA USA

 

Respuesta

Hay muchas maneras de hacer participar al bebé en su ejercicio. Uno de mis preferidos es acostarme boca arriba, con las rodillas dobladas, y sentar a mi bebé sobre mi vientre. Si no puedo sentarme sola sin ayuda, lo recuesto contra mis piernas. Luego levanto el trasero, mantengo mis pies y la parte superior del cuerpo apoyados sobre el piso, y mi pelvis inclinada para proteger mi región lumbar. Desciendo nuevamente hasta el piso, y repito todas las veces que quiera. El bebé hace que tenga más peso, y él también se divierte. A todos mis niños les ha encantado esto. Mientras lleva el bebé en el cabestrillo o en el portador delantero, usted también puede hacer muchos tipos de ejercicio diferentes, como caminar, ponerse en cuclillas, y los ejercicios llamados “lunges”. Los ejercicios sencillos como moverse de un lado a otro ya sirven para acelerar el ritmo cardíaco. Trate de inventar algo que le guste, algo que pueda hacer agregando su bebé como resistencia adicional, sin peligro para él, por supuesto. ¡Sea creativa, y diviértase! No se olvide también de vigilar lo que come. La mayoría de las personas se cuidan con las grasas cuando quieren perder peso pero no se preocupan para nada de los azúcares. Yo he tenido éxito con la pérdida de peso cuando he comido con poco azúcar o sin azúcar. Al limitar el azúcar tengo mucha más energía y me siento mucho mejor. También será de ayuda para su niño: será un buen ejemplo para él, crecerá sabiendo que es importante preocuparse de su cuerpo. ¡Le deseo una excelente salud y mucha felicidad!

Grace Martens
Jeffersonville IN USA

 

Respuesta

Es muy sensible de su parte que se dé cuenta de la necesidad de su bebé de “reconectar” con usted. Para mí fue un desafío poder encontrar momentos para hacer ejercicio. Como madre de un niño de tres años y de dos mellizos de diez meses he tenido que aprovechar el tiempo al máximo. Me di cuenta que puedo hacer ejercicios de levantar las piernas y estiramientos mientras estoy acostada amamantando. Le sorprenderá cuántos ejercicios de piernas pueden hacerse mientras una está amamantando. Después de amamantar, doblo las piernas hasta el pecho y sobre ellas pongo a mi bebé. Eso me da tiempo para jugar y hacer ejercicios abdominales. Cuando lavo la ropa, me pongo de pie delante del secador, me acuclillo, saco una prenda del secador, me pongo de pie y la doblo. Repito este movimiento hasta que toda la ropa esté doblada. Para la actividad aeróbica bailo en las mañanas al ritmo de la música de Mozart. Los fines de semanas son geniales para hacer largas caminatas con el cochecito. Amamantar en la silla mecedora se ha convertido en un momento genial para trabajar los músculos del glúteo, haciendo flexión, manteniendo, y relajando. Se puede hacer lo mismo mientras uno conduce un automóvil.

Antes de tener los niños, para mí hacer ejercicio consistía en pasar varias horas en el gimnasio. Ahora hago ejercicio con mis niños. Al cambiar el concepto de lo que era hacer ejercicio me ha ayudado a mantenerme en forma sin imponerme unos objetivos irreales.

Melissa McMahan
Madeira Beach FL USA

 

Respuesta

En realidad depende de su personalidad y la de su niños; yo personalmente he encontrado diversas maneras de hacer ejercicio. Aprovecho todas las oportunidades que se me presentan. Cuando mi bebé duerme en la mañana, me levanto temprano y salgo a caminar. Busco las colinas para caminar cuesta arriba, lo cual me hace sentir como si estuviera corriendo, pero sin el impacto que conlleva. La forma de ejercicio más divertida que he encontrado es bailar mientras sostengo el bebé. Pongo una música que me gusta y nos hacemos los locos bailando. Puede estar segura de que esto acelerará su ritmo cardíaco y será muy divertido para el bebé.

Kelly Magner
Rancho Palos Verdes CA USA

 

Respuesta

Unos meses después del nacimiento de mi hija descubrí sin quererlo el tipo de ejercicio que mejor funciona para mí. Tengo la suerte de tener un bebé que quiere siempre que lo tengan en brazos. No le gusta el cabestrillo ni el portador delantero, pero le encanta el portador tipo mochila. Pronto descubrí que estaba perdiendo peso, porque incluso las tareas sencillas de la casa se estaban convirtiendo en un ejercicio, ¡con 15-20 libras sobre mi espalda! También empecé a caminar de forma regular con ella en mi espalda y no usaba el cochecito durante las compras. Perdí no solamente todo el peso que gané durante el embarazo, sino incluso las diez libras que gané después.

Margaret Pezzella
Lincolnshire IL USA

 

Respuesta

La primavera, el verano y el otoño son tiempos ideales para caminar con un cochecito, un cabestrillo, o un portador tipo mochila. Durante el verano hay luz hasta tan tarde que usted puede regresar a casa del trabajo, amamantar y relajarse, y salir a caminar antes de que se oscurezca, cuando comienza a refrescar. Es también una manera excelente de pasar tiempo con su esposo si puede venir. Al bebé le encanta el aire fresco, y este ejercicio me aprovecha mucho.

Ardie Keck
Louisville KY USA

 

Respuesta

¡Usted puede hacer muchas cosas mientras está sentada! Cada vez que se siente, haga contracciones de sus músculos abdominales y glúteos. Encójalos al máximo, luego relaje lentamente. ¡Verá los resultados! Trate de enfocarlo de modo diferente. Piense que el ejercicio es algo que debe hacer para vivir. Trate de caminar con su bebé en el cabestrillo durante 30 minutos después del trabajo. Podrá amamantar y conectarse de nuevo con su bebé mientras hace ejercicio.

Heidi Bowman
Athens TN USA

 

Respuesta

Empecé a trabajar de nuevo cuando mi bebé tenía 8 semanas. Ahora tiene casi siete meses. Al principio fue difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio. Ponía a mi hijo en el cochecito y salíamos a caminar. Tengo horarios de trabajo irregulares; a veces camino a la mañana y a veces a la noche. Al bebé le encanta mirar todo lo que lo rodea. En el trabajo uso las escaleras. No hice ninguna dieta. Entre el amamantamiento de mi hijo y las caminatas he perdido unas 35 libras. Es más de lo que había ganado durante el embarazo. Sea paciente; y no se olvide de comer bien. ¡Suerte!

Susan Evans
Florence MS USA

 

Page last edited .


Bookmark and Share