Help 
  Forgot Your LLLID? or Create Your LLLID Here
La Leche League International
To Find local support:  Or: Use the Map




Ayudando a una mamá a amamantar después de cáncer de pecho

Como Líder de la Liga de La Leche de Milán, Italia, me gustaría compartir una historia muy especial contigo.

Hace seis años fui contactada por una mamá que deseaba amamantar después de haberse sometido a un tratamiento de cáncer de pecho. Un cuarto de su pecho había sido removido, ciertos nervios y conductos mamarios habían sido cortados, además de haber recibido radiación.

Cuatro años más tarde, le remueven completamente el pecho izquierdo por la aparición de un tumor maligno. Un año después de su segunda cirugía, esta mamá tuvo a su primera hija. Cuando recibí su llamada, su bebé tenía seis semanas de vida. Me comenta que su deseo era amamantar pero los comentarios recibidos de los profesionales del área de la salud la habían desanimado.

Christina Smedberg

Después de sufrir y llorar por perderse la oportunidad de amamantar a su hija, encontró a la Liga de La Leche Internacional (LLLI), y se informó acerca de los suplementadores de lactancia. Así es como llegó a mi, pensando que los suplementadores de lactancia serían una buena solución para finalmente experimentar la lactancia materna.

Mi respuesta fue que la llamaría más tarde después de haber estudiado su caso. Después de leer toda la información que pude encontrar en las publicaciones de LLLI, sobre todo del Libro de Respuestas (versión italiana), me convencí que ésta mamá era capaz de amamantar a su bebé. Un estudio del Instituto de Estudio de Cáncer de Milán confirmó mis nuevos conocimientos. La mamá decidió intentar la lactancia, y en unas semanas, comenzó a producir leche, mientras ofrecía suplemento a su bebé, y continuó amamantando hasta que su bebé fue mayorcito.

Para mi fue una experiencia muy emotiva el ver como la bebé se prendió y amamantó por primera vez después de ser alimentada con biberón. La bebé se prendió naturalmente y succionó hasta quedarse completamente dormida con una sonrisa en su cara. Tanto la mamá como yo lloramos de la emoción.

Yo creo que el cuerpo humano es capaz de renovarse y repararse por sí mismo. Igualmente, el apoyo psicológico y emocional hace una diferencia muy grande para sobrepasar situaciones desafiantes.

El haber ayudado a esta madre me hizo sentir útil y agradecida hacia la Liga de La Leche Internacional.
                                                   
                                                     Christina Smedberg   
                                                     Milan, Italy

 

Page last edited .


Bookmark and Share