Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca – APLV

Cuando a una madre que amamanta se le recomienda que elimine los lácteos de su dieta, usualmente es por un problema que puede ser causado por la proteína que contiene la leche, no por intolerancia a la lactosa. La leche humana está llena de lactosa, y la naturaleza se asegura que los bebés y niños pequeños puedan digerirla.  Las moléculas grandes de proteína  de la leche de vaca, por otro lado,  pueden pasar a la leche humana casi intactas y estas partículas pueden incomodar a un bebé sensible. Si tu bebé tiene Alergia a la Proteína de Leche de Vaca (APLV), puede tener síntomas como cólicos, silbidos al respirar, vómitos, diarrea (incluyendo diarrea con sangre), estreñimiento, sarpullido, eczema y/o la nariz congestionada.

Si sospechas que tu bebé es sensible a la proteína de leche de vaca en tu dieta, puedes eliminar los lácteos y ver si eso hace una diferencia. Puede tomar hasta 21 días que la proteína de leche de vaca salga completamente de tu sistema, de modo que es mejor esperar dos o tres semanas para evaluar los resultados. Algunos bebés reaccionan bien si eliminas los productos lácteos como leche, yogurt, queso, crema y helado; otros no mostrarán mejora a menos que elimines incluso las trazas de proteína de leche de vaca, así que puede ser necesario que leas las etiquetas de todo lo que comes y elimines las fuentes ocultas.

Muchos bebés superan su alergia a medida que crecen, así que incluso si tu bebé es alérgico/a, podrás volver a incorporar los lácteos a tu dieta cuando crezca. Algunas madres esperan hasta que su bebé se destete para volver a introducir los lácteos a su dieta.

Algunos bebés no mostrarán ninguna mejoría y en ese caso es posible que sean otros elementos de la dieta de la madre los que causan el problema. Revisa nuestro post sobre alergias.

Si eliminas los lácteos de tu dieta, hay muchas otras fuentes de calcio, como el brócoli, la col berza, el kale, bok choi, pak choi, semillas de sésamo molidas, la melaza negra, almendras, nueces de Brasil, sardinas o salmón enlatados (con espinas blandas).

Algunos tipos de suplementos de calcio se absorben y aprovechan mejor por tu cuerpo que otros. Si quieres tomar un suplemento de calcio, consulta con tu médico qué tipos de calcio podrías tomar.

Tu cuerpo va a tomar lo que necesite de  tus reservas nutricionales para hacer la leche perfecta para tu bebé. Puede que a tu cuerpo le falte calcio, pero a tu leche no. Existe evidencia científica que muestra que aunque una madre tenga una densidad ósea reducida mientras amamanta, después del destete su densidad ósea aumenta y tiene menos riesgo de osteoporosis que una mujer que nunca ha amamantado.

Cuando evalúes la posibilidad de que tu bebé sea alérgico a algo que has comido, vale la pena comprobar si algún otro cuidador le ha dado a beber otra cosa además de tu leche.  A veces, los cigarrillos y las bebidas con cafeína o alcohol provocan irritabilidad en los bebés.

Incluso si tu bebé es sensible a algo en tu leche, la leche materna es  perfecta para él o ella. Las leches artificiales están hechas de leche de vaca. Alrededor de la mitad de los bebés alérgicos a la proteína de leche de vaca son también alérgicos a la soya, y reaccionan también a la leche de cabra y de oveja.

Traducido por

Daniela Morales  

Revisado por

Silvia Tupper, LLL Chile 
Polly Dean, LLL Chile
Silvia Belluccini, LLL Argentina
Amaranta Avendaño, LLL Argentina

 

You can print to paper or to a PDF file.

For best printing results, open the llli.org site in Google Chrome or Microsoft Edge. Although you can view the site well in any browser, printing from other browsers might not operate correctly.

1. Browse to the web document that you want to print.

2. Click the Print button that is displayed on the web page (not the Print command on the browser menu or toolbar).
This opens the browser print window. The window displays a preview of the document that will be printed. The preview might take a minute to display, depending on the document size.

3. In the Printer box, select the desired printer.
For example, if you are working on a Windows computer, and you want to print to a PDF file, select Save as PDF.

4. As required, configure the other options such as the pages to print.

5. Click the Print button.
If you are generating a PDF, click Save. You are prompted for the name and folder location to save the file.