Relactación

Volver a amamantar después de una pausa

La buena noticia es que la relactación es posible. Requiere tiempo, paciencia, determinación y ¡un bebé que coopere! Ya sea que la lactancia fue interrumpida debido a un procedimiento médico, una separación con el bebé, o simplemente a un mal consejo, muchas madres encuentran que pueden restablecer el volumen de leche con mucho éxito. Proveer leche humana a un bebé recién adoptado también es una oportunidad para relactar.

A veces, cuando se relacta se llega a producir leche suficiente para satisfacer todas las necesidades del bebé. Otras veces,  puede ser  necesario  continuar ofreciendo suplementos. Liga de La Leche Internacional recomienda las siguientes estrategias para estimular la producción de leche durante la relactación y la lactancia inducida:

  • Poner al bebé a mamar del pecho en cada toma, y para brindarle bienestar entre tomas, tan a menudo como sea posible.
  • Extraer leche mediante la extracción manual o un extractor de leche.
  • Usar un suplementador de lactancia para proporcionar leche extraída al mismo tiempo que el bebé se prende al pecho.
  • Tomar hierbas/medicamentos que aumenten la producción de leche.

Si usted hace uso de hierbas o medicamentos para aumentar su volumen de leche, asegúrese de consultar a un profesional de la salud, conocedor de su historial médico y de sus expectativas de lactancia.

Es importante vaciar los senos por completo y con frecuencia. Esto no sólo va a aumentar el volumen de leche, también ayudará a evitar infecciones de los senos o conductos obstruidos.

Traducido por

Elvira Germaná, LLL España

Revisado por

Silvina Belluccini, LLL Argentina
Alejandra Elena, LLL Argentina
Marcela Jurquiza, LLL Argentina
Viviana Lorenzo, LLL Argentina
Amaranta Avendaño, LLL Argentina

Marzo 2019