Tatuajes y lactancia

En muchos países tanto el amamantamiento como los tatuajes gozan de un resurgimiento en popularidad. Tal vez te preguntes si es seguro amamantar a tu bebé si tienes un tatuaje.

Quizás estés pensando en hacerte un tatuaje o eliminar alguno y deseas continuar amamantando sin interrupción.

¿ES SEGURO TATUARSE DURANTE LA LACTANCIA?

Los tatuajes se realizan inyectando tinta en la capa dérmica (la segunda) de la piel. Los tatuadores utilizan una máquina eléctrica manual que está equipada con agujas sólidas recubiertas con tinta. Las agujas penetran la piel cientos de veces por minuto a unos pocos milímetros de profundidad. La tinta que se utiliza en los tatuajes en los Estados Unidos está sujeta a la regulación de la FDA como los cosméticos, pero ninguna ha sido aprobada para la inyección bajo la piel. Las tintas para tatuar están hechas de diversos compuestos, incluyendo metales pesados, como cadmio, cobalto y manganeso. Hay marcas de tinta sintética y vegana disponibles. En general, se supone que las moléculas de tinta son demasiado grandes para pasar a la leche materna durante el proceso de tatuado. Una vez que se inyecta en la piel, la tinta queda atrapada. Sin embargo, se desconoce si la tinta puede pasar a la leche materna, ya que se descompone lentamente en el cuerpo meses o años más tarde.

Todas las recomendaciones que se dan a las personas que se van a tatuar sirven  también para las personas que amamantan y se tatúan. Las infecciones locales y sistémicas son los riesgos más frecuentes de los tatuajes. Las infecciones locales pueden ocurrir cuando no se sigue el régimen postratamiento recomendado. También, pueden producirse reacciones alérgicas a la tinta utilizada, con las tintas rojas como las más alergénicas, aún después de muchos tatuajes previos.  Los cuidados posteriores incluyen mantener el tatuaje limpio utilizando agua y jabón suave, no quitar las costras y evitar que la piel tatuada se exponga al sol.  Si hubiera dolor, a menudo se prescribe un analgésico. Las infecciones sistémicas se producen cuando el tatuador no sigue  las precauciones universales y pueden incluir enfermedades tales como hepatitis, tétanos y VIH.

Es muy importante investigar cuidadosamente tanto el local de tatuajes como al tatuador, verificando con el departamento de salud las leyes y normativas locales. Los tatuadores profesionales seguirán precauciones universales como la esterilización de la máquina de tatuaje utilizando un autoclave, tintas, tazas de tinta, guantes y agujas de un solo uso, empaquetado del  equipo para evitar la contaminación cruzada y el lavado de manos minuciosa, con jabón desinfectante.

La mayoría de los tatuadores se negarán a tatuar a una madre sabiendo que  está embarazada o amamantando.  Esto es por razones de responsabilidad legal como artistas del tatuaje, pero, también,  para prevenir cualquier enfermedad que pudiera afectar el crecimiento del bebé y para darle al cuerpo de la madre tiempo para sanar. Se sugiere a las madres esperar al menos hasta 9 o 12 meses después del parto, cuando el bebé ya no depende exclusivamente de la leche humana, antes de hacerse un tatuaje. Los tatuadores respetables tienen una hoja de descargo, para que el cliente la firme, que pregunta sobre  embarazo o lactancia.

¿ES SEGURO REMOVER UN TATUAJE DURANTE LA LACTANCIA?

La eliminación de tatuajes se realiza con el uso de láser. La energía del láser hace que el pigmento del tatuaje se rompa y se fragmente en partículas más pequeñas que son recogidas por el sistema inmune del cuerpo y filtradas a través del hígado. El proceso de eliminación es largo, a menudo toma de  8 a 10 sesiones espaciadas por 4 u 8 semanas. Puede ser doloroso y causar ampollas y cicatrices. El tatuaje puede no ser eliminado por completo. Muchos de los mismos riesgos del tatuaje se aplican a la eliminación por láser, incluida la infección debido a una atención posterior inadecuada, y la posibilidad de una reacción alérgica a las partículas de tinta “libres”. No se han hecho estudios sobre la mayor cantidad de tinta liberada en el cuerpo de la madre durante el proceso de eliminación con láser, y se desconoce si las partículas de tinta son lo suficientemente pequeñas como para entrar en la leche materna. Se sugiere que las madres esperen hasta que se complete el destete antes de realizar cualquier remoción de tatuajes con láser.

Hay poca evidencia sobre la seguridad de los tatuajes y la lactancia. Si bien el acto de realizarse un tatuaje no afecta la relación de amamantamiento en sí misma, no se sabe si las tintas utilizadas pueden pasar a la leche materna, sobre todo durante la eliminación por láser. Evalúe cuidadosamente sus opciones y busque a un artista profesional del tatuaje. Puede  elegir  adornar su cuerpo con uno o tres tatuajes y darle a su bebé el mejor comienzo en la vida mediante el amamantamiento, con una cuidadosa consideración de los pros y los contras.

REFERENCIAS

Armstrong, M., Roberts, A., Koch, J., Saunders, J., Owen, D., & Anderson, R. (2008). Motivation for contemporary tattoo removal: a shift in identity. Arch Dermatol, 144(7), 879-884.

Both, D. F., Kerri. (2008). Breastfeeding: An illustrated guide to diagnosis and treatment. Marrickville, NSW: Elsevier Australia.

DeBoer, S., Seaver, M., Angel, E., & Armstrong, M. (2008). Puncturing myths about body piercing and tattooing. Nursing, 38(11), 50-54.

FDA, (2008). Tattooing & Permanent Makeup.   Retrieved September 10, 2009, from http://www.fda.gov/Cosmetics/ProductandIngredientSafety/ProductInformation/ucm108530.htm

Gilbert, S. (2000). Tattoo History: A Source book. New York: Juno Books, LLC.

Gray-Wolfstar, T., & Wolfstar, G. (2007). Tattoos, body piercing, and nursing: a photo essay. Interview by Jason P Smith. Am J Nurs, 107(4), 54-57.

HMBANA, H. M. B. A. o. N. A. (2012). Guidelines for Establishment and Operation of a Donor Human Milk Bank. Raleigh, NC: Human Milk Banking Association of North America, Inc.

Hudson, K. L. (2009). Living canvas : your total guide to tattoos, piercing, and body modification. Berkeley, CA: Seal Press : Distributed by Publishers Group West.

Reardon, J. (2008). The Complete Idiot’s Guide to Getting a Tattoo. New York: Penguin.

Riordan, J., & Wambach, K. (2009). Breastfeeding and human lactation (4th ed.). Sudbury, MA: Jones and Bartlett Publishers.

Roche-Paull, Robyn. (2009). Body Modifications and Breasfeeding. New Beginnings, 29(4), 4-8.

Wilson-Clay, B., & Hoover, K. (2005). The breastfeeding atlas (3rd ed.). Manchaca, Tex.: LactNews Press.

 

Contributed by Robyn Roche-Paull, RNC-MNN, BSN, IBCLC, Retired LLL Leader.

Traducido por: Elvira Germaná, LLL España

Revisado por: Silvina Belluccini, LLL Argentina

                       Alejandra Elena, LLL Argentina

                      Marcela Jurquiza, LLL Argentina

                      Amaranta Avendaño, LLL Argentina

Junio2018

Check out LLLI’s
current Webinar!

WHEN BREAST ISN’T BEST: CHALLENGES AND OPPORTUNITIES FOR SEXUAL ABUSE SURVIVORS IN BREASTFEEDING

Any breastfeeding advocates who deal with new families must have a working knowledge of sexual abuse as well as a trauma-informed approach in order to effectively support breastfeeding families.

Learn how abuse can impact ability and desire to breastfeed, red flags that could indicate a history of sexual abuse and practical tools to support all families in a thoughtful way.

Register here: https://www.llli.org/webinar-registration-when-breast-isnt-best/